Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
Escobar cincuenta años con cuentos
cuentos de la historia cotidiana de un pueblo que se está haciendo
29 de Mayo, 2009    General

Manuel y Las Dos Sonrisas

Manuel Y las dos sonrisas

Cada pueblo, cada comarca, tiene sus personajes entrañables.

No se trata de los ilustres. Doctores, Abogados, Politicos, Comerciantes, Maestros.

No son aquellos, que le dan nombre a sus calles, plazas y paseos.

Por el contrario, estos son seres mínimos, que arrastran sus taras y sus brillos, su aspereza y su ternura.

Manuel era uno de ellos. Le decian peine, porque andaba todo el dia con un peinecito negro, acomodándose los cabellos chuzos, engrasados de fijador, o quien sabe de que.

El peine y la sonrisa, eran patrimonio de Manuel.

Con ellos salía todos las mañanas, a las calles polvorientas. Recorría todo el pueblo saludando, entre alegre y tímido; al diariero, al guardabarreras, al jefe de la estación, a los parroquianos del copetin al paso y al bolichero tambien.

Manuel no era enfermo, ni abandonado de si mismo. Era un muchacho raro, muy retraido, le costaba hablar y no conseguia relacionarse a pesar de su sonrisa y sus saludos.

Solo se hallaba con los pibes del Sportivo, una bandita que se juntaba en la sede del club todas las tardecitas, a… a estar nada más, podia ser un picadito en el papy, o en el mete gol, o escuchar música, si el tano les habilitaba el equipo.

Con ellos Manuel parecia liberarse de sus temores y traumas, solo en el club, con ese puñado de picaros inofensivos, la mueca temerosa de su sonrisa, se disipaba para dejar lugar a una risa profunda y sana que le cambiaba el brillo a su mirada.

En realidad nadie conocia demasiado de su vida. Vivía en las afueras del pueblo, al costado de la via, casi llegando al arroyo. Alli, con su mamá, una mujer bastante mayor, sostenian un pequeño campito con verduras y animales que vendian para subsistir. Era lo último que quedaba de lo que habia sido uno de los tambos mas grandes de la zona, cuando el abuelo de Manuel murió, sus tios fueron vendiendo sus parcelas, dando lugar a las primeras urbanizaciones del pueblo. Allí, solos, junto al arroyo, quedaron Manuel y su Madre.

Como toda barra que se precie, los muchachos del Sportivo tenian sus códigos, sus relaciones profundas y Manuel era parte de ellos.

El abuelo, tal vez el mas atrevido de todos, habia acordado con él, un juego inocente. Cuando les habilitaban el equipo para escuchar música, apenas empezaban a sonar las primeras notas, el Abuelo le guiñaba un ojo a Manuel, ponía los pulgares sobre los indices de sus manos, como si apretase un invisible palillo de bateria y comenzaba a agitar sus manos. Manuel lo seguia y con su boca emitía ruidos, imitando el sonido de la bateria. Entre los ruidos, las risotadas y los gritos, el estruendo era tal, que los mismos compañeros terminaban la función, de la unica manera posible, sujetando al poseido Manuel que se movia, se reia y emitia sonidos como si un demonio se apoderara de su cuerpo y acto seguido terminaban la ceremonia con un golpiza ficticia sobre el cuerpo del músico alucinado.

Ese rito que se repetia una y otra vez en el club, solo podia ser iniciado por el gesto complice del abuelo y finalizado por el manteo colectivo. En el interregno Manuel entraba en un frenesi durante el cual no era dueños de sus actos, era tal vez su momento de felicidad.

Cierta vez hubo un ilustre muerto en el pueblo, dentro de los homenajes que la comunidad le brindó estaba la consabida misa de cuerpo presente. Una multitud llegó hasta la gran iglesia acompañando al cortejo, en el interior estaban los parientes, las autoridades, las fuerzas vivas y hasta un representante del obispado y otro del gobierno provincial. La banda del club no solo que no faltó, sino que estaba en la primera fila. casi sobre el cajón, apenas un paso atrás de los familiares. En el organo una belleza de 17 años nieta del muerto, por la cual suspiraban todos. El representante del Obispo se acercó al cajon, expresó unas breves palabras y en el silencio posterior, con la iglesia muda, la belleza del órgano arrancó con los acordes de la marcha fúnebre. El Abuelo levantó la vista, buscando la mirada de Manuel, el resto de la banda lo crucificó con los ojos, exigiéndole que no, pidiéndole que no, rogándole que no.

Todo en vano, el Abuelo levantó sus manos a una altura, para que manuel pueda verlo y poniendo pulgar contra indice, lentamente las movió en el gesto inconfundible que desataba el vendaval.

La perfecta acústica del lugar sobredimensionaba los gritos, las onomatopeyas y las carcajadas de Manuel, el estupor y el desconcierto llenó el lugar, el escándalo tomo mil formas diferentes, solo terminó, con el consabido manteo al pie del cajón del muerto, con los parientes horrorizados y la belleza del organo llorando desencajada.

Tal fue la trascendencia del bochorno, que el mismo comisario se llegó hasta el rancho donde vivia Manuel con su madre, para pedirle que no lo deje juntar mas con esa banda de inadaptados, porque el chico tenia pocas luces y lo podian incitar a agarrar el mal camino.

Manuel dejó de andar por el pueblo, con su peine y su sonrisa, una pariente vino desde Buenos Aires y se llevó a madre e hijo.

Tiempo después la misma persona apareció por el pueblo, para arreglar la venta del campo, los pibes del Sportivo la cruzaron en la plaza y le preguntaron por Manuel.

- Manuel esta bien, en un colegio donde esta aprendiendo un monton de cosas.

- Uhh! que lindo, dijo el Abuelo,

- ¿Como le va en el colegio,?

-Muy bien - Es un colegio para chicos especiales, como él, dijo la parienta, dando media vuelta.

¿Y la mamá? - Preguntó otra vez el abuelo.

- La mamá murio hace dos meses..

- Que bajón, murió la madre y esta tipa lo metió en un loquero. ¡ pobre peine.!

Un hilo de tristeza maniato las almas de la barra del club, pero aunque ya las cosas no eran como antes todas las tardes la cita era en el mismo lugar.

Un sabado de mayo, hermoso y triste, con un sol tibio como el aliento, los pibes se desperezaban bajo un liquidámbar sin hojas, casi… Cuando un portentoso coche, de un color azul, oscuro como la mas profunda de las noches, paró frente a ellos. Si bien les llamó la atención, nada dijeron hasta que se abrio una de las puertas traseras y apareció Manuel, con su pelo corto, sin fijador y sin peine, pero con su sonrisa profunda esa que solo tenia para la barra del Sportivo.

En medio de abrazos y risas, las lagrimas mojaron los pómulos.

El jolgorio duró varios minutos, hasta que de la parte delantera del auto se escuchó una voz que tronaba. ¡ Vamos Manuel es tarde.!

¿Pero como, te vas? Preguntó alguien. Manuel miró con su mirada vacia de horizonte y los ojos llenos de lagrimas, hundió la cabeza entre los hombros y esbozó aquella sonrisa de los tiempos del peine, la sonrisa de tristeza. - Mi tia - dijo balbuceando apenas. Dió media vuelta y se fue.

Antes de subir al auto, gritó

¡- Abuelo!

¿¡- Que - !?

Manuel puso los pulgares contra los indices y movio sus manos en el gesto complice

- ¿ Sabes que ?

- ¿Que?

- Respondió el abuelo tratando de no llorar.

- Toco la bateria en el grupo musical del colegio

- ¡Que bueno! avisa cuando seas famoso asi te vamos a ver, dijo el abuelo y se quedó con el dolor de esa ultima mentira, sabiendo que nunca mas lo volverian a ver.

Palabras claves , , , , ,
publicado por jorgeargentina a las 21:04 · Sin comentarios  ·  Recomendar
 
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>,
<li>· Lista</li>
SOBRE MÍ
FOTO

Jorge Derra

Habiendo leña tirada
yo no he de voltear un arbol
en el aire no puedo ir
sino no pisaba el pasto.

Atahualpa Yupanqui

» Ver perfil

CALENDARIO
Ver mes anterior Diciembre 2018 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031
BUSCADOR
Blog   Web
TÓPICOS
» General (11)
NUBE DE TAGS  [?]
SECCIONES
» Inicio
ENLACES
MÁS LEÍDOS
» Hay que vivir como se habla
» Los Reyes
» A modo de aviso
» Manuel y Las Dos Sonrisas
» Moncho y la Pintier
» Jorge y el globo
» El Intendente
» el Tren de las once y cuarto
» Carlitos el Chaqueño
» Tato Y el Sargento
SE COMENTA...
» Jorge y el globo
2 Comentarios: jorge colmán, Gustavo
» Moncho y la Pintier
2 Comentarios: Está bueno, Gustavo
» Hay que vivir como se habla
1 Comentario: pampina
» Los Reyes
2 Comentarios: gustavo, Aida Holtz
EN IMAGEN

Paisaje

Paisaje
FULLServices Network | Crear blog | Privacidad